• Email : info@inviste.com

  • Teléfono : 928401224

Abrir un taller en Canarias

Para montar un taller de reparación de vehículos hay que prestar atención a tres apartados importantes.
El primero es la licencia de apertura, que se deberá solicitar al ayuntamiento, según la normativa vigente la tramitación se ha simplificado, de forma que se realiza en menos tiempo, por lo que se conoce como licencias exprés. La normativa aplicable en este caso, por ser una actividad clasificada, es el decreto 53, de aplicación en Canarias.
Es importante solicitar el informe de compatibilidad urbanística en el ayuntamiento correspondiente, especificando la dirección del local que se va a realizar la actividad de taller.
El segundo apartado importante es el local en sí mismo, debe reunir una serie de requisitos para que se pueda legalizar, hay que comprobar que cumple con la normativa contraincendios, que las instalaciones eléctricas sean las adecuadas, etc. Para ello debes asesorarte con un técnico competente en la materia, preferiblemente un ingeniero industrial o un ingeniero técnico industrial, que te podrá orientar y realizar un proyecto acorde con tus necesidades.
El tercer apartado se refiere al alta en Industria para lo cual hay que disponer del proyecto técnico citado anteriormente, para más información, a continuación se indica la legislación aplicable: 

Legislación y Normativa Específica Talleres

 La regulación de la actividad industrial y la prestación de servicios de los talleres de reparación de vehículos automóviles, de sus equipos y componentes se establece en el Real Decreto 1457, de 10 de enero de 1986. (BOE de 16 de julio de 1986).
Definición
Se entiende por talleres de reparación de vehículos automóviles y de sus equipos y componentes aquellos establecimientos industriales en los que se efectúen operaciones encaminadas a la restitución de las condiciones normales del estado y de funcionamiento de vehículos automóviles o de equipos y componentes de los mismos, en los que se hayan puesto de manifiesto alteraciones en dichas condiciones con posterioridad al término de su fabricación.
A efectos del Real Decreto, se entiende por vehículo automóvil todo artefacto o aparato capaz de circular por las vías públicas que, dotado de medios de propulsión mecánica propios e independientes del exterior, circula sin raíles, destinado tanto al transporte de personas como de cosas o mercancías, así como al arrastre de otros vehículos. Se entenderán incluidos, asimismo, las motocicletas, ciclomotores, remolques y vehículos articulados definidos en el Código de la Circulación.
Clasificación
Los talleres de reparación de vehículos automóviles y de sus equipos y componentes se clasifican en:
a. Por su relación con los fabricantes de vehículos y de equipos y componentes:
- Talleres genéricos o independientes: Los que no están vinculados a ninguna marca que implique especial tratamiento o responsabilidad acreditada por aquélla.
- Talleres de marca: Los que están vinculados a Empresas fabricantes de vehículos automóviles o de equipos o componentes, nacionales o extranjeros, en los términos que se establezcan por convenio escrito.
b. Por su rama de actividad:
- De mecánica: Trabajos de reparación o sustitución en el sistema mecánico del vehículo, incluidas sus estructuras portantes y equipos y elementos auxiliares excepto el equipo eléctrico.
- De electricidad: Trabajos de reparación o sustitución en el equipo eléctrico del automóvil tanto básico del equipo motor, como los auxiliares de alumbrado, señalización, acondicionamiento e instrumental de indicación y control.
- De carrocería: Trabajos de reparación o sustitución en elementos de carrocería no portantes, guarnicionería y acondicionamiento interior y exterior de los mismos.
- De pintura: Trabajos de pintura, revestimiento y acabado de carrocerías.
c. Motocicletas:
- Trabajos de reparación o sustitución, en vehículos de dos o tres ruedas a motor o similares.
d. Por su especialidad:
- Según los trabajos limitados a actividades de reparación o sustitución sobre determinados equipos o sistemas del vehículo.
Instalación, ampliación y traslado de talleres
La instalación de nuevos talleres de reparación de vehículos automóviles y ampliación y traslado de los existentes se ajustará al procedimiento establecido en el Real Decreto 2135/1980, de 26 de septiembre, y en la Orden de 19 de diciembre de 1980 que lo desarrolla, tramitándose las correspondientes inscripciones en las Direcciones Provinciales del Ministerio de Industria y Energía, o en su caso, en los órganos de las Comunidades Autónomas.
La documentación necesaria para la inscripción de nuevos talleres o la ampliación y traslado de los existentes será la siguiente:
a. Proyecto técnico de la instalación, formado por memoria, planos y presupuestos, redactado y firmado por técnico competente y visado por el correspondiente Colegio Oficial.
b. Relación de puestos de trabajo, titulación técnica y titulación o certificación de carácter profesional o laboral de los mismos.
c. Estudio técnico que incluirá, al menos, una relación detallada de los diversos trabajos y servicios que podrá prestar el taller, justificado tanto por la maquinaria a instalar como por el personal técnico y especializado de que se disponga.
d. Autorización escrita del fabricante nacional, o del representante legal del fabricante extranjero, en el caso de tratarse de los "talleres oficiales de marca".
Los talleres deberán tener el equipamiento expresado en sus proyectos técnicos
La actividad de asistencia mecánica en carretera sólo podrá realizarse como servicio dependiente de un taller legalmente inscrito en el Registro Especial de Talleres de Reparación, que tendrá las siguientes funciones:
a. Identificación y conocimiento de la actividad industrial de talleres de reparación de vehículos automóviles y de sus equipos y componentes, dada su vinculación a la seguridad vial y la incidencia de los servicios que prestan a los usuarios.
b. La recogida de los datos necesarios para cumplir dicha función referidos a cada taller.
Los talleres legalmente clasificados ostentarán en la fachada del edificio y en un lugar fácilmente visible la placa-distintivo que le corresponda ajustada al modelo oficial, la cual estará compuesta por una placa metálica, cuadrada, de 480 milímetros de lado con sus cuatro vértices redondeados y el fondo en color azul.

Escribe tu comentario



( 0 Votos - Valoracion 0 )